Arqueología Centrosur de Cuba

Se ha escogido la región centro-sur de Cuba como área con la cual estarán vinculados los trabajos, artículos, comentarios o noticias de interés científico; porque hasta hace unos veinte años atrás era la región menos conocida de la isla desde el punto de vista arqueológico.

jueves, junio 14, 2007

DESCUBRIMIENTOS Y HALLAZGOS INTERESANTES


LA REDONDA I .-Exploraciones
y actividades de campo

En el mes de septiembre del 2003, el ing. Orlando Álvarez de la Paz, miembro de la Sociedad Espeleológica de Cuba, reporta el hallazgo de un importante enclave arqueológico en la margen derecha del río Zaza, en el municipio Cabaiguán de la provincia Sancti-Spiritus, en la Región Centro-Sur de Cuba.

El sitio se localiza en la finca del campesino Taurino Francisco Pérez Pérez. Su ubicación fue posible gracias a la colecta de evidencias -de inequívoca factura aborigen-, que efectuó dicho propietario y que reportó de inmediato.

Dentro de los útiles se encontraban dos esferas líticas en buen estado de conservación, un majador campaniforme artefactual y varios percutores de rocas tenaces.

El 28 de marzo del 2004 se prosiguen los trabajos de campo en compañía de los estudiantes de primaria Elianis Álvarez Hernández y Sergio Alejandro Álvarez García; además del campesino Wilfredo Ferro Paredes, bajo la dirección de Orlando Álvarez de la Paz. En esta ocasión se realiza una minuciosa exploración del yacimiento y sus alrededores, corroborándose la existencia de un montículo muy erosionado, donde la afloración del material arqueológico fue significativamente más numeroso que en el resto del área. Se practicó la colecta controlada de las evidencias; lo que permitió tener una idea de la disposición de las mismas en el residuario arqueológico y la determinación de su extensión superficial de 3000 metros cuadrados.
El montículo que se disponía del NW al SE, con una longitud aproximada de 24 m, cercano al talud de la margen derecha del río Zaza, en su llanura aluvial.

El conjunto herramental lo integran -hasta estos momentos- la industria de la piedra tallada, la industria de la piedra en volumen, la industria de la concha y dieta.


Industria de la piedra tallada

Los análisis preliminares permiten inferir la presencia de una industria fundamentalmente de lascas de pequeñas dimensiones con un porciento de piezas de dimensiones microlíticas, donde son posible encontrar lascas con muescas, lascas con retoque inverso, lascas con retoque dorsal, perforadores y raspadores. Dentro de las herramientas en núcleos se encontraron los subdiscoidales con retoque denticulado, prismáticos con retoque abrupto, tajadores simples, núcleos con perforador y espiga de sujeción o enmangamiento. Por otro lado el estudio de las fracturas en las herramientas en lascas permitió conocer -en una muestra reducida de 18 piezas- la existencia de retoques en las facturas en 10 de ellas; lo que pudiera indicarnos la intencionalidad de su elaboración con el propósito de crear una nueva herramienta o el uso de este borde de ataque con algún fin utilitario.


Industria de la piedra utilizada

Dentro del conjunto de la piedra en volumen, este grupo es el más significativo; encontrándose representado por los percutores de rocas duras, percutores-trituradores y los trituradores de formas y tamaños variables.


Industria de la piedra tallada en volúmenes pulidos

Está representada por un grupo reducido de evidencias, entre las que se destacan las esferas líticas, un majador artefactual campaniforme y un artefacto de caliza, semejante a las hachas precaribes.


Industria de la concha

Esta industria está poco representada, denotándose la existencia de las gubias, los picos y las puntas de concha.


Dieta

Integrada fundamentalmente por restos de jutias de diferentes especies, de quelonios (jicoteas), aves, peces, crustáceos (jaibas) y moluscos.


Consideraciones preliminares

A pesar de lo alterado del yacimiento, motivado principalmente por las actividades antrópicas (labores agrícolas), las exploraciones y los trabajos de campo; así como los resultados de los análisis del material colectado permiten inferir que el yacimiento arqueológico de La Redonda I se corresponde con las características que presentan los asentamientos de comunidades mesolíticas establecidos en medios mediterráneos que -al parecer- relega la elaboración y utilización de artefactos de concha, menos factible de mantener en las nuevas condiciones.

PICT0078
Foto.- Majador campaniforme, pico
de mano y esferas líticas colectadas.

Otro aspecto de sumo interés lo constituye la posibilidad de contactos establecidos con grupos más desarrollados (neolíticos). Aseveración que resulta posible por la presencia en el residuario de herramientas artefactuales obtenidas por la técnica de tallar la piedra y su postrior pulimentación, como lo confirma el majador campaniforme y otros artefactos relacionados con el proceso de construcción de estos útiles, como por ejemplo: los desbastadores de cuarzo. Este aspecto y el hecho de colectarse, in situ, herramientas en vidrio tallado -fenómeno observado también en el sitio Las Damas I- pudieran indicarnos la posibilidad de una ocupación tardía en el enclave objeto de estudio.

Posteriores trabajos de campo en el yacimiento y estudios más exhaustivos del ajuar posibilitarán corroborar lo planteado y profundizar aún más en el conocimiento de este grupo humano que se estableció temporalmente en La Redonda I.


ing. Orlando Álvarez de la Paz
Arqueólogo aficionado
S.E.C.

Hasta la próxima:


email:aguilasdeanaga@gmail.com


Creative Commons License


Esta
obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

Etiquetas: , , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal