Arqueología Centrosur de Cuba

Se ha escogido la región centro-sur de Cuba como área con la cual estarán vinculados los trabajos, artículos, comentarios o noticias de interés científico; porque hasta hace unos veinte años atrás era la región menos conocida de la isla desde el punto de vista arqueológico.

lunes, abril 02, 2007

SITIO ARQUEOLÓGICO SEIBACOA I

Resultados del estudio tecnotipológico de la Industria de Piedra Tallada.(PRIMERA PARTE)


*[Extraído de la investigación monográfica: "Estudio arqueológico del sitio Seibacoa I. Cabaiguán, provincia Sancti-Spiritus" (inédito), de los autores: Pedro P. Godo, Guillermo Baena, Santiago F. Silva y Orlando Álvarez (1988).]

iptalladaseibacoa 1


LOCALIZACIÓN

Seibacoa I es un yacimiento perteneciente a la Etapa Mesolítica de la comunidades aborígenes cubanas.
El sitio se localiza a solo 80 m del arroyo conocido por el mismo nombre y a 2,5 km del poblado de Neiva. La carretera que une a Cabaiguán con Jíquima de Peláez es la vía de acceso al residuario, ubicado dentro del actual municipio de Cabaiguán, provincia de Sancti-Spiritus.

Sus coordenadas cartográficas X: 255250, Y: 662700 se hallan en la hoja nº 4382-III (Guayos), escala 1:50 000, del ICGC. Al NW de este yacimiento se localizan los sitios El Crisol y Neiva Viejo, a 4 y 3 Km. respectivamente. Este último presenta elementos culturales asociados a comunidades denominadas por Tabío (1984) protoagrícolas en su fase temprana. Al SW, aproximadamente a 4 Km., se hallan los sitios Las Damas y Los Morros.


MATERIALES ARQUEOLÓGICOS

Material lítico no tallado.
Se trata de simples instrumentos de trabajo, no se observan elaboraciones secundarias ni las conocidas formas geométricas de los complejos artefactos. En resumen, el material lítico no tallado se clasifica en la categoría de guijarros utilizados, con la detección de varias funciones, pero sin el carácter de una verdadera industria con tipos diferenciados de artefactos.


Industria de piedra tallada

Aspectos tipológicos.
En el sitio arqueológico se colectó un total de 213 evidencias de piedra tallada, a las cuales pertenecen 86 preformas y 127 herramientas. De las primeras, 36 ejemplares son lascas, 34 restos de taller, 13 núcleos y 3 láminas. Las herramientas fueron elaboradas fundamentalmente en láminas (36), en restos de taller (23), y en solo dos casos se observan núcleos. Están representados 32 tipos de acuerdo con la Lista Tipológica para las Herramientas de la Piedra Tallada de Cuba (Febles, 1983), modificadas a partir de las list En la muestra se identificaron 6 fragmentos de láminas; 4 que presentaron retoque, 1 sin retoque y el último que parece corresponder a un raspador.

A pesar de la diferencia cuantitativa entre las herramientas en lascas y láminas –66 y 36 , respectivamente --, es notable la representatividad de tipos de ambos casos, lo cual es un importante indicador tecnológico que evidencia la desarrollada tradición industrial.

La mayor distribución de ejemplares por géneros y tipos corresponden a las láminas retocadas (14). Láminas cuchillo con borde dorsal romo (9), láminas y puntas con espiga o pedunculados (5), lascas con retoque inverso o ventral (19), lascas retocadas dorsalmente (5) y lascas con muesca o muescas (9).


Aspectos tecnológicos

-Preformas

Núcleos: Los núcleos suman en la muestra 15 ejemplares, y solo 2 son herramientas. Se observan los de tipo discoidal (1), con un solo plano de golpeo (2), cónico de base recta (1), con planos opuestos (1), con planos en cruz (2), y con cambios de orientación en la talla (6). En su mayoría, la superficie de astillamiento presenta una marcada explotación; en 4 ejemplares entre el 10 y el 50 % de la misma; en 5, entre el 50 y el 80 % y en 4 en más del 80 %. Todo lo cual demuestra una amplia utilización de los núcleos sobre todo con una tendencia a la obtención de lascas. Los negativos presentes en la superficie de talla se observan en mayoría con longitudes menores 3 cm. y algo anchos, esto se corresponde con la altura de los núcleos: 5 ejemplares (hasta 3 cm.), 6 (entre 3,1 y 5) y 2 mayores de 5 cm. En casi todos los exponentes se observa corteza parcial; así como diversas variedades silíceas.

Láminas y lascas: La longitud de las láminas fluctúa entre 3,1 y 5 cm.; en las lascas predominan dimensiones micro líticas –menores de 3 cm.—y pequeñas, que alcanzan los 5 cm. Las láminas presentan talones sencillos y ángulos entre 110 y 120 grados. Los talones en lascas son variables, predominan los sencillos y corticales y la mayoría también presentan ángulos entre 110 y 120 grados.

-Herramientas

láminas y lascas.-
La mayor longitud de los útiles laminares oscila entre 5,1 y 12 cm., constituyen el 61 % de la muestra y un ejemplar—truncadura recta retocada—supera los 12 cm. En cuanto a las lascas retocadas se observa cierto equilibrio entre las micro líticas (34,8%) y las comprendidas en el intervalo 3,1 a 5 cm. (45,4%). Entre las herramientas predominan las que tienen talones sencillos y también ángulos entre 110 y 120 grados.

En las herramientas laminares predominan los retoques semiabruptos y abruptos, con mayor presencia los escaleriformes y aplanados; los denticulados, esquirlados y muescas apenas están presentes. Atendiendo a la disposición de estas labores secundarias se destacan los retoques continuos, en muchos casos el retoque alterno en uno o en los dos bordes y en ambas superficies de la pieza.

También hay retoques inversos o ventrales. Los retoques identificados se caracterizan por ser muy regulares y finos, y en solo algunos ejemplares los irregulares y ordinarios.

En las herramientas en lascas predominan los retoques semiabruptos y abruptos y es de interés la presencia de muescas. Los denticulados, esquirlados, escaleriformes y aplanados tienen baja frecuencia.

La disposición de los retoques muestra que los continuos en todo el borde de la pieza son los más aplicados. En algunos exponentes se observa alternos en uno o dos bordes y predominan los regulares finos sobre los irregulares y ordinarios.
En 19 herramientas los retoques se encuentran en la superficie ventral.

La muestra de láminas, lascas y herramientas se caracterizan por una mayor frecuencia de talones sencillos y corticales. El grupo humano que habitó el sitio preparó considerablemente los planos de golpeo del núcleo, ejerciendo un eficaz control de las modificaciones y disposiciones de los mismos. Un aspecto de interés se relaciona con la mayor presencia de un ángulo del talón entre 110 y 120o y una buena proporción a mayores de 120o. Estos infieren un alto grado de los núcleos; lo que se corrobora además con la alta frecuencia de estos con cambios de orientación de la talla y los altos porcientos de extracción mesurable en la superficie de astillamiento. Quizás esta característica se deba a técnicas propias de tallas o a la escasez de materia prima, aspectos estos a considerar en posteriores estudios de la región arqueológica en la que se verifique las posibles fuentes de extracción.

Las diversas medidas de las herramientas y preformas expresan la consistencia de una industria microlítica con exponentes de pequeñas y medianas dimensiones. Es importante señalar que de las 39 herramientas en láminas, 22 tienen medidas entre 5 y 12 cm., lo cual constituye un elemento atípico con la generalidad de las industrias microlíticas conocidas hasta el momento en Cuba.

Un rasgo de interés tecnológico se refiere a la fragmentación de láminas (6) y posteriores retoques que las convierte en herramientas. Tal procedimiento fue señalado por Febles (1980) en exponentes microlíticos laminares —Tecnología microlítica Playita— de las denominadas comunidades protoagrícolas de la cultura Canímar- Aguas Verdes. En el caso que estudiamos se realizó el mismo proceso tecnológico, pero fragmentando láminas que promedian los 10 cm. de longitud.

Los aspectos anteriormente expuestos posibilitan obtener una información generalizada de las características tecnotipológicas de la Industria de Piedra Tallada del sitio Seibacoa I.
En la segunda parte de esta investigación se ofrecerá -a partir de una discusión y valoración de estos resultados- conclusiones preliminares, que deberán contribuir a un mejor conocimientos de estas sociedades humanas que lograron establecerse, en nuestro caso, en la Región Centro-sur de Cuba y que, sin embargo, existen evidencias materiales a lo largo y ancho del archipiélago cubano, pero con algunas diferencias dentro de su ajuar lítico.



Hasta la próxima:



Creative Commons License


Esta
obra está bajo una
licencia de Creative Commons.

email: aguilasdeanaga@gmail.com

Etiquetas: , , ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal