Arqueología Centrosur de Cuba

Se ha escogido la región centro-sur de Cuba como área con la cual estarán vinculados los trabajos, artículos, comentarios o noticias de interés científico; porque hasta hace unos veinte años atrás era la región menos conocida de la isla desde el punto de vista arqueológico.

jueves, septiembre 21, 2006

CERÁMICA TEMPRANA EN ASENTAMIENTOS MESOLÍTICOS TARDÍOS DEl CENTRO-SUR DE CUBA

ceramica temprana s sptus

Santiago F. Silva García (1)
Orlando Alvarez de la Paz (2)

(1)Lic. en Física y Astronomía
arqueólogo aficionado

(2)Ing. en Sanidad Vegetal
arqueólogo aficionado


Ideas generales
En la reconstrucción etnográfica y etnohistórica de una sociedad humana o comunidad social cuando se estudia un emplazamiento o sitio arqueológico, la existencia de fragmentos de cerámica entre las evidencias materiales ha permitido diagnosticar o inferir que entre las actividades económicas subsistenciales de esa comunidad social figuraba la agricultura; pues la agricultura se ha vinculado desde hace ya algún tiempo a la presencia o existencia de la alfarería.

Las comunidades aruacas (taínos y subtaínos) que poblaron la isla de Cuba y Las Antillas basaron fundamentalemnte su agricultura en el cultivo de la yuca amarga; de la cual elaboraban el llamado "casabe", principal alimento dentro de su dieta.

"Burén" es el nombre con que se designó al artefacto de barro cocido o cerámica en forma tabular destinado para la cocción del casabe.

Indudablemente que la presencia de fragmentos de burenes como evidencia arqueológica conlleva a la afirmación de que un determinado grupo o comunidad cultivaba la yuca amarga con el propósito antes mencionado. Sin embargo, la alfarería aruaca en su composición como industria, estaba integrada no sólo por burenes; sino además por otros útiles y artefactos entre los que figuran vasijas de diferentes formas y tamaños, muchas de ellas utilitarias o domésticas; mientras que otras se elaboraban con fines religiosos, ceremoniales o ritualísticos. Estos últimos, fundamentalmente, presentaban elementos decorativos que los diferenciaban; aunque hay vasijas decoradas que también se destinaban para las actividades domésticas.

Evidencias y primeros estudios
El hallazgo de fragmentos de cerámica de manufactura tosca, de paredes lisas o no decoradas, con ausencia de burenes o sus fragmentos y dentro de un contexto antropológico o antropométrico que difería de los conocidos patrones aruacos en Canímar (provincia Matanzas) provocó un cambio sustancial en el pensamiento científico existente en esa época; ya que se estaba en presencia de un asentamiento de afiliación no aruaco con presencia de cerámica y sin embargo no practicaban el cultivo de la yuca.

Se descubren otros yacimientos arqueológicos con características similares a Canímar, entre ellos Playitas; también en la provincia Matanzas.

La elocuente industria laminar de piedra tallada, de dimensiones microlíticas (menores de 3 cm de longitud), junto con la existencia de la referida cerámica serían los elementos principales a tener en cuenta para definir una nueva afiliación cultural o etapa del desarrollo económico social: el Protoagrícola.

En realidad, lo más distintivo dentro de estas Comunidades Protoagricultoras no era su alfarería o cerámica, pues los fragmentos -escasos en número- no constituyen partes componentes de una industria cerámica representativa. Lo más relevante es la presencia de una Industria de Piedra Tallada Laminar Microlítica.

Anterior a los descubrimientos de Canímar y Playitas, se venían reportando yacimientos arqueológicos con presencia de fragmentos de "una cerámica lisa y de tosca manufactura", entre esos reportes están los del arqueólogo norteamericano M. R. Harrington; el cual pudo constatar dicho fenómeno.

Algunas particularidades de la cerámica temprana
Es de interpretar que estas comunidades no poseían una larga tradición alfarera, según las particularidades tecnológicas de su cerámica (ausencia de decoraciones, mal acabado de su superficie, proceso de cocción incompleto, entre otras); sino que la cerámica aparece quizás como un préstamo cultural, producto del intercambio o como las primeras manifestaciones del cambio hacia el neolítico, si tenemos en cuenta que estamos ante comunidades que pudieramos definirlas -según las características tecnotipológicas de las restantes industrias- como mesolíticas tardías.

No obstante a estas particularidades, en el caso específico de los asentamientos más representativos de la provincia Sancti-Spiritus (Birama, Neiva Viejo y Tres Palmas II).La industria de piedra tallada de esto tres yacimientos guarda mucha similitud con la de los asentamiento mesolíticos tardíos del territorio, diferenciándose fundamentalmente sólo por la existencia de una pequeña industria microlítica en lascas.

La cerámica temprana debió jugar un papel más determinante por su caracter utilitario dentro del conjunto artefactual de estas comunidades, llegando a constituir una industria como tal. Por otra parte, se reporta la colecta de varios fragmentos de burenes en dos de estos yacimientos (Birama y Neiva Viejo),que a pesar de no ser significativa la cifra si debe tenerse en cuenta en trabajos de campos futuros en estas áreas.

Se ha podido apreciar que no existe un dominio o control del proceso de cocción, de manera general, en las comunidades que elaboraron esta cerámica temprana, fenómeno que se deduce por el alto índice de fragmentos cerámicos donde la cocción fue irregular; proceso en el cual la temperatura no alcanzaba regularmente los valores necesarios para lograr la oxidación de los ceramios, motivando que dicho proceso de cocción no fuese completado y/o el tiempo dedicado al proceso de cocción era insuficiente. Ambos factores están muy interrelacionados cuando el proceso fuese interrumpido por la alfarera. No debemos olvidar que la simplicidad del horno pudiera incidir en que los valores de temperatura nunca llegaran a ser los adecuados para una cocción con una atmósfera realmente oxidante.

Es inobjetable que los factores que acabamos de analizar son el reflejo de la existencia de una industria ceramista incipiente en sus inicio; así como la ausencia de elementos decorativos, que son quienes justifican su caracter utilitario o doméstico.

A todo lo anterior, podemos agregar que se aprecia un estancamiento o inmovilismo en las características conceptuales de esta cerámica, que la convierten en una producción monótona y rígida.

Bibliografía:

.Domínguez, Lourdes (1991): Arqueología del centro-sur de Cuba, editorial Acadenia, La Habana, Cuba.
.Alvarez de la Paz, Orlando y colaboradores (1999): Tecnología de la piedra tallada del protoagricultor de Birama, Sancti-Spiritus, Cuba (inédito).
.Silva García, Santiago y Orlando Alvarez (1984): Sitio arqueológico Neiva Viejo, Cuba (inédito).
.
Silva García, Santiago y colaboradores (1998):Sitio Birama. Caracterísiticas de la cerámica temprana en el centro-sur de Cuba (inédito).
.Silva García, Santiago y colaboradores (1998): Características de la cerámica temprana en el centro-sur de Cuba (inédito).

Copyright: Santiago F. Silva García
Orlando Alvarez de la Paz

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

e.mail: aguilasdeanaga@gmail.com

BLOGS QUE NOS ENLAZAN:

Historia del Perú


0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal