Arqueología Centrosur de Cuba

Se ha escogido la región centro-sur de Cuba como área con la cual estarán vinculados los trabajos, artículos, comentarios o noticias de interés científico; porque hasta hace unos veinte años atrás era la región menos conocida de la isla desde el punto de vista arqueológico.

lunes, febrero 23, 2015

HUELLAS DE NUESTROS PRIMITIVOS (+audio)




En la provincia de Holguín se han descubierto pinturas rupestres en varios lugares: Antilla, Gibara, Banes y Levisa; la mayoría dibujos aislados, pero en uno de los cerros de Maniabón existe un mural de amplias dimensiones realizado por aborígenes.

Junto a un grupo de investigadores visité el sitio donde se encuentran las pictografías, último hallazgo en el territorio, hace poco más de un año. En ese lugar, Juan Guarch, especialista en arte rupestre del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), me contó los detalles sobre estas pinturas.

"El Grupo de Exploraciones Científicas de Gibara estudiaba los murciélagos de la zona, vinieron aquí porque en sus covachas y solapas habitan esos animales, y accidentalmente se tropezaron con el mural. Alexis Silva, presidente del grupo, con conocimientos sobre el tema, sospechó que eran dibujos primitivos y nos avisó al Departamento. Organizamos una expedición y variosespecialistas comprobamos que era realmente arte prehistórico.

"Estos dibujos consisten en círculos de los cuales parten líneas rectas; tienen formas semejantes a soles. También hay círculos concéntricos, todo de color negro, al parecer hechos con carbón vegetal.

"Es el mural más grande encontrado en la provincia, el otro de importancia es el de Seboruco; son solo cuatro dibujos, pero creemos que son los más antiguos de los hallados en todo el país. Con respecto al resto de Cuba hay otros mayores, realmente impresionantes, como los de la Cueva número uno de Punta del Este, pero el de este cerro de Maniabón es significativo por la cantidad de dibujos, la conservación, y por estar en el exterior".
En este lugar hay dibujos actuales, sobre todo nombres escritos y firmas de personas, pero los especialistas pueden distinguir estos de las pinturas aborígenes.


"En primer lugar porque tienen diseños distintos, las ideas no son las mismas, pues las pinturas modernas son generalmente letreros y caricaturas, y los dibujos primitivos, símbolos que se repiten en las distintas culturas y no se corresponden con los actuales".

Explica Guarch que también difieren en los materiales con que están hechos: los antiguos usualmente con carbón y tintas naturales, además, en este caso, tienen una capa de sínter encima, lo cual demuestra su antigüedad. De estos dibujos se analizan muestras en España, pero aún no están los resultados que permiten conocer el tiempo y material con más certeza.

Acerca de los posibles autores de estas pictografías el investigador cuenta que "los grupos aborígenes asentados más cerca de este lugar, según conocemos hasta el momento, eran los de la Loma de El Catuco, en Gibara, aproximadamente a unos nueve kilómetros de aquí, eran grupos agricultores y creemos que ellos los pintaron por un problema de cercanía; no lo sabemos con exactitud, pero eso no elimina la posibilidad de que hayan sido otros, incluso una aldea más cercana desconocida".

Aunque usualmente los hombres primitivos dibujaban dentro de las cavernas, por cuestión de costumbre, ideologías, que los estudiosos no conocen con certeza, este mural se encuentra en el exterior. ¿Cuánto ha influido esto en su estado de conservación?

"Estas se mantienen bien y la destrucción es en mayor medida por el lugar: están más expuestas a la lluvia y el viento; también las ha afectado la ausencia de vegetación y el tiempo, por supuesto; pero hasta ahora ningún humano las ha destruido o cubierto de letreros".

Los descubrimientos de pictografías primitivas hechos hasta ahora en la provincia han sido de forma casual, ¿existe alguna línea de investigación para estudiar este fenómeno?

"En la actualidad existe un proyecto en el Departamento de Arqueología del Citma, aquí en Holguín, para investigar el arte rupestre en nuestro territorio. Abarcará tres años a partir del próximo y permitirá tener un presupuesto para las investigaciones, pues hasta ahora se han analizado lugares donde han aparecido los dibujos, pero no siguiendo un orden.

"Nos apoyaremos en la Sociedad Espeleológica, pues como constantemente visitan cavernas, le daremos un pequeño curso para que aprendan a identificar el arte rupestre. Buscaremos en zonas donde potencialmente pueden existir otros lugares con estas pinturas, pero primeramente estudiaremos de nuevo todos los sitios donde se han hallado y mediremos su estado de conservación, porque incluso hay lugares descubiertos hace 30 años que no se han vuelto a investigar. Ahora las técnicas de estudio han variado y hay que regresar a ellos con los nuevos conocimientos".




0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal